Adolfo Navarro dejó el PAR por motivos económicos

El equipo de Gobierno no accedió a pagarle los 1800 euros en concepto de dietas que pretendía cobrar por los tres primeros meses de legislatura, y denuncia irregularidades en su actuación

Las verdaderas razones de Adolfo Navarro para abandonar el Grupo Comarcal del PAR y el equipo de Gobierno de la Comarca son económicas y no ideológicas, como el hoy consejero no adscrito esgrimió en su momento. Es lo que aseguran tanto el presidente de la Comarca Francisco García como los portavoces de los grupos de PP y PAR en el Consejo Comarcal, Javier Catalán y Jaume Borbón, que comparecieron en rueda de prensa el 26 de abril.

Según los máximos responsables del equipo de gobierno comarcal, Adolfo Navarro habría abandonado el Grupo del PAR como represalia a no haber obtenido la compensación económica que pretendía. En primer lugar, «no logró cobrar las dietas que presentó durante los tres primeros meses y que rondaban los 1800 euros», aseguró Francisco García, mostrando a los medios de comunicación el documento presentado por Navarro. Ese es el motivo real del descontento de Adolfo Navarro a los tres meses de iniciarse el mandato, aseguró Francisco García, en referencia a los argumentos utilizados por Navarro en la rueda de prensa que ofreció el 20 de febrero.

«También es cierto que perdimos la confianza en él», aseguró el presidente de la Comarca, ratificando las afirmaciones de Adolfo Navarro. Esa falta de confianza se generó «como consecuencia de una serie de actuaciones muy desagradables (del citado consejero), que podían poner en entredicho la forma de actuar de esta Comarca».
Dos de estas «desagradables» actuaciones están documentadas. El presidente de la Comarca mostró dos escritos presentados y firmados por dos empresas que aseguran haberse sentido extorsionadas por Adolfo Navarro. Al parecer, el entonces consejero delegado del Servicio de Residuos Sólidos Urbanos les habría solicitado una compensación económica a cambio de adjudicarles un contrato. Una de estas empresas es Ros Roca, empresa con la que tramitó la compra  de un camión para el Servicio de Residuos Sólidos Urbanos y a la que el propio Adolfo Navarro citó en su comparecencia ante la prensa, palabras que rectificó a los pocos días. «El Sr. Adolfo Navarro se encargó de ir diciendo, tanto al presidente del Comité local del PAR como al presidente intercomarcal, y a algunos consejeros, que yo tenía los días contados y que, como no accediera a sus peticiones, me haría una moción de censura», aseguró Francisco García.

PAR y PP seguirán gobernando

DEFIENDEN SU GESTIÓN

El presidente y los portavoces de los grupos del PP y del PAR del Consejo Comarcal del Bajo Cinca defienden la gestión del equipo de gobierno, que desde el principio de legislatura ha actuado con «criterios de transparencia, efectividad y honradez». «Mientras estemos nosotros, no vamos a tolerar que aquí no se cumpla escrupulosamente con lo que marca la ley», afirmó Francisco García. «Como presidente, estoy para gestionar los recursos de la Comarca y no para utilizar el dinero de los ciudadanos con el fin de conservar la presidencia», aseguró García, en referencia al supuesto “chantaje” de Adolfo Navarro. «Lo fácil hubiera sido ceder a sus pretensiones, y aquí no pasa nada».

El presidente de la Comarca asegura que el equipo de gobierno actuó desde el momento en que tuvo constancia verbal de estas irregularidades, que no han podido ser documentadas por escrito hasta febrero de este año: «Hemos llegado hasta donde hemos podido», dijo. Los responsables del equipo de gobierno explicaron que advirtieron a Adolfo Navarro que su forma de actuar no era correcta y le pidieron que rectificara. Desde entonces, sus actuaciones fueron vigiladas por sus compañeros para detectar y evitar cualquier posible irregularidad. El resto de consejeros del equipo de gobierno asumió el control y la carga de trabajo de las delegaciones que presidía Navarro, de las que, en la práctica, fue apartado, aunque nunca llegó a producirse su cese como delegado.

Francisco García explicó que, a través del Partido Aragonés, se intentó buscar una solución, pero reconoció que no pueden obligar a Adolfo Navarro a renunciar a su acta de consejero. El Comité de Garantías y Disciplina del PAR, en un acta aprobada el 18 de marzo, ha suspendido a Adolfo Navarro de militancia y se le insta a que renuncie a sus cargos electos de consejero de la Comarca del Bajo Cinca y de concejal del Ayuntamiento de Torrente de Cinca, y a la devolución de sus actas al PAR. García está convencido de que «no lo va a hacer».

PP y PAR aseguran que, al no conseguir los fines que perseguía, Adolfo Navarro quiso provocar un cambio en el Gobierno de la Comarca a favor del PSOE; planes que se vieron frustrados por la reciente ley contra el transfuguismo (2011), que impide a un tránsfuga votar en contra de su anterior grupo en una supuesta moción de censura; un texto que, al parecer, todos desconocían.

Francisco García aseguró que, mientras tenga el apoyo de los consejeros del PP y del PAR, no piensa dimitir. «Si fuera como consecuencia de una mala gestión, sería el primero en marcharme, pero no es el caso», afirmó. El presidente de la Comarca recordó que este equipo de Gobierno ha conseguido reducir en 18.832 euros las dietas que los consejeros cobraban en un año y que ha conseguido aumentar los remanentes de tesorería, haciendo recortes en «lo prescindible». «Seguiremos trabajando por los ciudadanos del Bajo Cinca», anunció; «vamos a intentar seguir gobernando con consenso, con sentido común y cordura».

Noticia publicada en La Voz núm. 1640, de 1 de mayo de 2013

No tienes permisos para comentar en este artículo

Contacta

La Voz Edita y Comunica

Candasnos 1, 2ºA
22520 Fraga
Teléfono: 974 471 487

lavoz@lavozdelbajocinca.com

Síguenos