Tarifas

Gregorio Salamó, presidente Amypa colegio Miguel Servet

Gregorio Salamó, presidente Amypa colegio Miguel Servet

GREGORIO SALAMÓ, presidente Amypa colegio Miguel Servet

«Queremos que el mercadillo solidario sea una fiesta para toda Fraga”».

«Queremos que el mercadillo solidario sea una fiesta para toda Fraga»

Nicaragua, al otro lado del Atlántico, queda lejos. Pero desde el colegio Miguel Servet se encargan cada año que sintamos aquel país algo más cerca de Fraga, que hablemos de él y nos rasquemos el bolsillo para colaborar con un colegio de Managua.

El Doris María Morales Tijerino es un colegio muy parecido a los de aquí, solo que todavía necesita de la solidaridad extranjera para comprar libros o impulsar actuaciones que mejoren la calidad de la enseñanza básica que reciben sus cerca de 450 alumnos.

¿Cómo podemos colaborar?

Es muy fácil: podemos aprovechar la mañana del domingo 17 de abril para subir al colegio y visitar su mercadillo solidario. Comprar alguno de los productos artesanos que elaboran los alumnos. Degustar unas tapas o un té. Comprar unas flores...

Fácil, divertido y, sobre todo, solidario.


ENTREVISTA

19ª edición. ¿Cuál es la situación del Mercadillo Solidario?
La realidad es que, después de 18 ediciones, el mercadillo había caído en cierta monotonía. En el colegio siempre ha estado muy presente, pero nos hemos dado cuenta de que en estos momentos hay mucho niños que, ni ellos ni sus familias, saben cómo surgió el mercadillo ni por qué se organiza. Por eso este año queremos darle una vuelta, relanzarlo, volver a conectar a la gente, concienciar sobre su objetivo y su importancia.

¿Y eso cómo se consigue?
Se han realizado charlas a los niños explicando los orígenes del mercadillo y cuál es su finalidad. Y queremos que toda la población de Fraga participe de esta fiesta. Por los niños, que con sus profesores elaboran productos artesanos para su comercialización en el mercadillo... Queremos más respuesta de los fragatinos, que suban a conocer y visitar el mercadillo, y a reconocer el trabajo de los chavales.

¿Qué ideas tienen para lograrlo?
Queremos abrirlo más, hacer más promoción. Y hemos programado una serie de actividades paralelas para atraer más público y convertir el mercadillo en una fiesta, un referente. Además de la implicación de los niños y del profesorado, este año hemos pedido la implicación de los padres. Que el esfuerzo que hacen los niños, ese día lo compartan con sus padres. La fiesta terminará, como siempre, con una paella popular abierta a quien quiera participar.

Háblenos de esas actividades...
Hemos preparado un desfile donde queremos representar la gran mayoría de nacionalidades que tenemos en el cole, que nos enseñen cómo van ataviados en sus países de origen, además de los trajes de Fraga, Andalucía, Galicia... Estamos recopilando los trajes y preparando el desfile, ambientado con música originaria de cada país. Es un trabajo conjunto con los profesores, queremos transmitir a estos alumnos que las cosas propias de sus países de origen, como los trajes, también son dignas de admirar, que nos las puedan enseñar con orgullo. También es una manera de fomentar que estos colectivos se abran más hacia el resto de la comunidad. Tenemos la previsión de desfilar con 10 o 12 nacionalidades o regiones diferentes. No es fácil, porque nos encontramos con el problema de que algunas familias no tienen este tipo de trajes aquí o, si tienen los trajes, no quieren desfilar.

¿Qué más nos proponen?
Un vermú solidario. Para ello contamos con la rondalla Amigos del Folclore del Bajo Cinca, gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Fraga. La rondalla nos ofrecerá un pasacalles, una ronda de jotas, y después una actuación, donde tendremos unas mesas y unas tapas gracias a los alumnos del PCE Ayudante de Cocina. Ellos prepararán las tapas y nosotros aportaremos los ingredientes y las comercializaremos. Los beneficios que se obtengan se sumarán a los del mercadillo. También hemos preparado una cata de té: montaremos una jaima donde se podrán degustar distintos tipos de tés acompañados de pastas típicas. Hemos preparado una recogida de alimentos solidarios que destinaremos a Cáritas Fraga. Otra actividad que nos gustaría incorporar es una jam session de batucadas.

¿En qué consistirá?
Queremos reunir a las diferentes batucadas de la comarca (Mequinenza, Zaidín, Serós y Fraga), con una representación voluntaria y desinteresada de cada una de ellas. Es un estilo musical que no es de aquí, pero que está teniendo mucho auge. Las diferentes bandas de nuestra comarca no tienen mucha relación y les brindamos la oportunidad de que se encuentren y toquen juntos. Si por motivos de organización la jam session no puede entrar en el mercadillo, la organizaremos para final de curso. De cara al futuro, nos gustaría invitarlos a todos a una actuación en el colegio.

Y en el mercado, ¿qué podemos encontrar?
Los productos artesanos que han elaborado los niños. En cada ciclo, los alumnos elaboran una manualidad diferente. Contamos con la venta de flores gracias a la colaboración de las floristerías. También invitamos a diferentes asociaciones que elaboran productos a que participen en el mercado. Lo único que les pedimos es que donen al mercado una parte de los beneficios que obtengan con las ventas. Todo el dinero recaudado se envía a Nicaragua.

La fiesta es el domingo 17 de abril. ¿Han elegido esta fecha por algún motivo especial?
Intentamos buscar una fecha en la que no hubiera demasiadas actividades ya programadas. Descartamos el mes de mayo por la cercanía al final de curso, que tiene su propia fiesta, y por las comuniones. Y lo pasamos a abril. Al final coincidirá con varias actividades y una de ellas es el encuentro de niños de comunión y sus familias. En este encuentro, tras la celebración religiosa, un grupo de scouts de Zaragoza les preparan actividades familiares. Como niños del colegio también participan en este encuentro, hemos intentado darle la vuelta. Les ofrecimos el colegio como espacio donde realizar estas actividades y el párroco estuvo de acuerdo. De esta manera traemos a estas familias al colegio y podrán sumarse al resto de actividades preparadas. De igual forma, los juegos que organizarán los scouts estarán abiertos al resto de familias que acudan al mercadillo.

¿Personas implicadas en la organización del mercadillo?
No muchas. Estamos los nueve miembros de la amypa, una profesora que colabora con nosotros, el equipo directivo, además del concejal de Educación y la concejal de Cultura, en la medida que les atañe. A este grupo habría que sumarle la trabajadora social del colegio y los voluntarios que necesitamos para montarlo todo.

Recordemos el origen: ¿cómo nació el mercadillo solidario?
El equipo educativo que había en el colegio 19 años atrás tuvo la inquietud de que los niños del cole conocieran a gente de otros lugares. Desde hacía muchos años, ya existía contacto con diferentes colegios del mundo. En aquel momento se quiso ir un paso más allá y ayudarles. Eligieron un colegio que tenía problemas con la biblioteca y, mediante un proyecto, se intentó ayudarles económicamente. Los niños se involucraron, comenzaron a elaborar manualidades y así nació el mercadillo. Un par de veces al año se envía correspondencia, en ambas direcciones: comunicaciones de los niños, fotos, revistas... cosas que los niños hacen durante el curso, se van recopilando y se envían a Nicaragua. En Nicaragua hacen lo mismo y lo envían hacia Fraga. Y una vez al año se les envía el dinero recogido para que continúen con los proyectos educativos. Ya no se destina solo a la biblioteca, ellos pueden emplear el dinero en lo que crean más necesario. La única ‘condición’ que se puso es que una de las paredes de la biblioteca fuera ‘la biblioteca de Miguel Servet’.

¿Se ha producido contacto físico entre los dos centros?
El director y su compañera vinieron a España. Además de con el Miguel Servet, el colegio nicaragüense también está hermanado con un colegio de la provincia de Barcelona. Visitaron los colegios y vieron en primera persona cómo se trabajaba aquí. Este año nos gustaría conseguir implicación de la administración educativa. Para ello hemos invitado a las consejeras de Educación y de Cultura del Gobierno de Aragón. Hemos llegado a la 19ª edición y no hay muchos colegios que lleven a cabo un proyecto como este. No les pedimos dinero, pero sí más facilidades y que nos tengan presentes.

¿Quién se encarga de coordinar el proyecto?
El proyecto lo iniciaron Maripaz Lapeña y Mariano Coronas, junto con otros profesores. La amypa del colegio siempre ha estado muy involucrada. Cuando surgió el proyecto, los padres que estaban en ese momento se ofrecieron a colaborar y desde entonces ha llevado el peso del mercado. De hecho, es una de las actividades importantes del colegio.

¿Cuánto dinero se suele recaudar en el mercadillo?
Alrededor de mil euros. El problema es que el coste de enviarles este dinero es elevado. Estamos buscando alguna fórmula para que sea lo menos costoso posible y pueda llegarles el máximo dinero.

¿Qué información tienen del colegio Doris María Morales  Tijerino y del destino del dinero que envían?
Allí el curso empieza en febrero y acaba en diciembre. Es un colegio de las dimensiones del Miguel Servet, unos 450 alumnos, aunque esta cifra depende del clima; si hay inundaciones o un huracán, pueden ser 200 alumnos. Si no ha habido problemas, pueden llegar a los 450 alumnos. En este centro están escolarizados hasta que empiezan lo que aquí sería el bachillerato. Hay una buena relación. Nosotros les enviamos nuestros trabajos dos veces al año, después de las fiestas del Pilar y en marzo. En el futuro, nos gustaría aprovechar las nuevas tecnologías para que los niños tuvieran un contacto más directo con los niños nicaragüenses, aunque es complicado, por los horarios y el calendario lectivo.

En estos 19 años, ¿ha cambiado mucho situación del colegio de Nicaragua?
Mucho. El colegio se hizo desde la nada y se ha ido consolidando. Está apoyado económicamente por una asociación, que fue la que lo impulsó en su día. Hoy el colegio está consolidado y los alumnos tienen la garantía de recibir una educación básica. Cuando reciben una partida como la nuestra, pueden comprar libros, por ejemplo, o realizar otro tipo de mejoras, que de otra manera no podrían sufragar. Por eso el mercadillo es importante.

XIX Mercadillo Solidario del CEIP Miguel Servet: consulta el programa de actividades


Entrevista publicada, extractada, en el número 1695 (abril 2015) de la revista LA VOZ del Bajo Cinca, a la venta en quioscos, librerías y papelerías de Fraga. También te puedes hacer suscriptor (39 euros al año, + 4% IVA) y cada mes recibirás tu revista, cómodamente en tu casa.

No tienes permisos para comentar en este artículo

Contacta

La Voz Edita y Comunica

Candasnos 1, 2ºA
22520 Fraga
Teléfono: 974 471 487

lavoz@lavozdelbajocinca.com

Síguenos