Tarifas

Jordi Puch, Guillem San Martín, Enrique Badía y Raúl Batista, atletas solidarios

Puch, San Martín, Badía y Batista, atletas solidarios

JORDI PUCH, GUILLEM SAN MARTÍN, ENRIQUE BADÍA Y RAÚL BATISTA, atletas solidarios

«Los donativos se destinan íntegramente a la investigación del cáncer infantil».

«Los donativos se destinan íntegramente a la investigación del cáncer infantil»

Estos cuatro atletas, que prefieren la montaña al asfalto, se han marcado un reto deportivo y lo han convertido en solidario. Le han puesto nombre a su proyecto: ‘Reto Solidario GR-261’. GR (Gran Recorrido) es la denominación que reciben los senderos de una red europea de caminos, que tienen generalmente una longitud mayor de 50 kilómetros.

Jordi, Guillem, Enrique y Raúl se proponen completar el GR-261 en un solo día. Pero no están solos en su iniciativa. Han involucrado al Club Atletismo Fraga-Bajo Cinca, a la AECC Bajo Cinca y a la Comarca del Bajo/Baix Cinca.

Cuentan con la colaboración de prácticamente todos los ayuntamientos y de los principales clubes deportivos de la comarca, y también de alguna empresa.

Presentaron el proyecto el 12 de diciembre y afrontan la recta final de la fase de difusión y promoción del evento.

La cita, para completar el reto, es el sábado 19 de marzo.

 


ENTREVISTA

¿Qué es Reto Solidario GR-261?
El reto consiste en recorrer los 90 km del GR-261 con sus 4.910 metros de desnivel acumulado en un solo día. El GR-261 arranca en Mequinenza y llega a Chalamera, recorriendo varios municipios del Bajo Cinca y consiguiendo conectar la comarca de punta a punta.

Reto deportivo, y solidario: ¿A qué destinarán las donaciones recibidas?
Las donaciones llegarán directamente a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) a nivel estatal y se destinarán, íntegramente, a la investigación del cáncer infantil. Sabemos que el cáncer es una enfermedad muy dura en todas las edades, pero es peor cuando le afecta a un niño.

¿De dónde surge esta iniciativa?
De pasar muchas horas corriendo solo... Te da tiempo a pensar en muchas cosas. Siempre estamos pensando en nuevas rutas que hacer. Desde que el GR-261 está marcado, hemos hecho algunos tramos como entrenamiento. Un día comentamos la idea de hacerlo completo y, ya que mucha veces nos preguntan por qué corremos en la montaña, pues le buscamos un propósito. No es una carrera, es una salida de cuatro amigos que destinamos a una buena causa.

¿Cómo se ha organizado?
Lo hemos ido preparando entre los cuatro. En diciembre hicimos una presentación pública del reto solidario. A partir de ahí, nos pusimos a trabajar y ya hemos recibido las primeras donaciones. Ahora nos queda la parte fuerte de promoción, para conseguir que la gente conozca el reto y se anime a realizar sus donaciones, tanto particulares como empresas.

¿Y cómo se realizan las donaciones?
Las donaciones se escenifican a través de la compra de los metros de desnivel que tendremos que recorrer a lo largo de este reto: 1 kilómetro = 1 euro. En la página web que hemos creado para explicar y promocionar nuestro proyecto [www.gr261.info], hay un enlace a una plataforma de la AECC, de pago seguro, en la que se puede hacer el donativo online, que va directamente a la AECC. También estamos pensando en alguna otra manera de hacer donativos en metálico, como por ejemplo en la Carrera por la Vida que se celebrará el 21 de febrero. De momento, se pueden hacer donativos en metálico en la sede de la AECC Bajo Cinca o en el Club de Atletismo Fraga - Bajo Cinca.

¿Qué acogida está teniendo el reto?
Hasta el 27 de enero se habían donado 310 euros, un 6% del reto. Estamos empezando, pero tenemos que llegar a más gente, sobre todo a la que está fuera del mundo del deporte. Muchos clubes deportivos se han interesado en el reto y colaboran con nosotros en su difusión. Ya tenemos el cartel y nuestra página de facebook tiene 230 me gustas. También contaremos con la colaboración de otras páginas de facebook de Lleida que harán difusión del reto solidario.

Su objetivo es recaudar 4.910 euros, tantos como metros de desnivel de la carrera... ¿Llegarán a esta cifra?
Es un cifra muy elevada y nos da un poco de respeto, sobre todo en estos tiempos. Pero creemos que si conseguimos buena difusión, que la gente conozca bien en qué consiste el reto solidario y a qué van destinados sus donativos, lo conseguiremos. Cada persona puede hacer el donativo que quiera, no hay un mínimo.

Hablemos del reto deportivo: además de ustedes cuatro, ¿quién puede participar? ¿Está abierto a otras personas?
Por supuesto. Nosotros vamos a intentar hacer el recorrido completo, los 90 kilómetros, pero se puede apuntar quien quiera a hacer un tramo o incluso hacerlo completo. Si no se consigue, no pasa nada. Quizá ese día somos nosotros los que no estamos en condiciones de acabar todo el recorrido. Miembros del Club Atletismo Fraga-Bajo Cinca ya nos han anunciado que vendrán con nosotros, así como miembros del Club Ciclista Fraga. Quien lo desee puede acompañarnos durante algún tramo de los 90 km, Podrán hacerlo en bicicleta, caminando o corriendo.

¿Han podido completar el recorrido en alguna ocasión?
Entero, no lo hemos hecho nunca. Estamos entrenándolo por etapas. Un día hicimos el tramo Mequinenza-Torrente, y después el tramo Torrente-Fraga. Y en las semanas que nos quedan tenemos la intención de hacer el tramo Fraga-Velilla y después el tramo más largo, Velilla-Chalamera, de 30 km. Además de como entrenamiento, realizar estos tramos nos sirve para promocionar el reto solidario. La gente siente reparo a correr en la montaña. Con estos entrenos queremos que se animen a probar y comprobar que son capaces de hacerlo. La carrera te pondrá en tu lugar.

¿En cuántas horas tienen previsto realizar todo el recorrido?
La duración del reto es algo que nos despista un poco. Estamos acostumbrados a correr en montaña, donde hay mucho desnivel. En una carrera de 90 km de longitud, como esta, podemos llegar a hacer 5.000 metros de desnivel positivos. En el reto, el desnivel es de 2.000 metros positivos, lo que implica hacer muchos tramos de llano, algo a lo que no estamos acostumbrados. En principio, barajamos entre 12 y 16 horas. El día del reto solidario, todos vamos a llevar un chip que nos localizará: cualquier persona y en cualquier momento podrá saber dónde estamos a través de un enlace en internet.

¿Qué poblaciones atraviesa el recorrido?
El GR-261 parte de Mequinenza, pasa por Torrente de Cinca, Fraga, Velilla de Cinca, Ballobar, Ontiñena y vuelve a Chalamera. Los ayuntamientos nos han ofrecido su colaboración. Van a sufragar los pocos gastos económicos que tiene el reto solidario y se han ofrecido a organizar actos para el momento en que atravesemos su municipio, aunque esto es más difícil porque no sabemos en qué momento será. Otras poblaciones, como Zaidín, también quieren colaborar con el reto y están barajando la opción de que la Milla de Zaidín sea solidaria con nuestro reto.

¿Dónde es más complicado correr: en asfalto o en montaña?
Depende de cada persona, de lo que te impliques. Puedes sufrir tanto en asfalto como en montaña. La montaña es más dura psicológicamente, sobre todo la larga distancia. Cuando tomas la salida piensas que vas a estar 16, 32 o 40 horas corriendo, que vas a correr de día, de noche, con mal tiempo... Es más aislada, sales de un punto de control y tardas 3 horas en llegar a otro punto de control.

Raúl: Para mí es más complicado el asfalto, porque siempre vas mirando el reloj. Cuando este verano preparaba la maratón de Barcelona, salía de trabajar a las 10 de la noche y me iba a hacer series o lo que tocara hasta la 1 de la madrugada. Un día sí y otro también. Acabé saturado y sin ganas de volver a correr. En la montaña es diferente. Piensas en lo que te apetece hacer hoy, 20, 30 kilómetros, y las sensaciones en las carreras son diferentes. No se puede pagar ver amanecer mientras corres.

¿Cuántas horas puede llegar a durar una carrera de montaña?
Enrique: En la carrera más larga en la que he participado, 170 kilómetros, he estado 42’5 horas corriendo. Durante una carrera no estás todo el tiempo corriendo. Hay tramos que los haces andando deprisa. Las subidas las andas y corres en las bajadas y los llanos. En una carrera te puedes encontrar una subida de 700 metros de desnivel; si solo tienes una, quizá intentas subir corriendo, pero si sabes que hay cinco o seis más, hay que regularse.

¿Se necesita mucha preparación física?
Se necesita, pero no tanta como parece. Quizá a la semana haces 15-16 horas de entrenamiento, depende de la fase de entrenamiento que estés buscando y la época del año. Un corredor que se esté preparando para una maratón y quiere bajar de tiempo puede hacer tantas horas como hacemos nosotros. Entre semana, las salidas más largas pueden ser de hora y media, y los fines de semana se hacen más horas, pero tampoco todos.

¿En qué zona prefieren correr?
Guillem: Yo estoy enamorado del valle de Benasque, soy de allí y me encanta. Tienes todas las posibilidades: los principales 3.000 del Pirineo, zona de baja montaña para rutas más tranquilas...

Enrique: Los Pirineos son muy representativos. Pero también tenemos cerca el tramo final del Ebro: Vandellós, els Ports de Tortosa y Beceite, que a mí casi me gusta más. Es un terreno más duro, más técnico, más rocoso... El Pirineo a veces es muy de sendero marcado y cómodo. No hacen falta montañas de 3.000 metros para hacer una buena carrera.

Jordi: El Pirineo llama mucho y nosotros lo tenemos muy cerca.

¿Y para los entrenamientos?
Entre semana solemos correr por aquí: subimos a San Simón, San Salvador... Pero no es una buena zona para correr porque, por muchas horas que pases corriendo, no obtienes desnivel. Por eso los fines de semana aprovechamos y nos vamos a zonas cercanas a correr y hacer desnivel.

¿Cuáles son los principales frenos a la hora de iniciarse en la carrera en montaña?
La distancia, la montaña, el desnivel, que no es asfalto... En la montaña hay momentos en que todo es piedra y roca. Y también miedo a la noche, a perderse.

¿Hay algo imprescindible en su mochila a la hora de correr?
Llevas guantes, gorro, impermeable, frontal y manta de supervivencia. En función de la distancia o de si es una carrera, llevas más o menos comida y agua. Tienes que conocer un poco la zona para saber, por ejemplo, si puedes encontrar agua. Puedes buscar reseñas de la ruta que vas a hacer, localizar refugios, conocer si hay pasos difíciles...

¿Se han perdido alguna vez?
Perdidos y que nos hayan tenido que venir a buscar, nunca. Pero sí hay momentos en que no sabes exactamente dónde estás. O hemos tenido que dar varias vueltas. En el Pirineo no es fácil perderse. Todo es muy grande: localizas un pico, un collado... Es un espacio abierto. En cambio, en zonas más boscosas, con senderos, poblaciones, es más fácil perderse, porque no tienes amplitud de visión. Poco a poco vas conociendo la zona. Quizá una ruta completa no la conoces, pero has hecho alguno de sus tramos.

¿El peor clima para correr en montaña?
Lo peor es la niebla, porque te desorienta y puedes perderte. La mayoría de los corredores prefieren el frío al calor y la lluvia al viento. •


Entrevista publicada, extractada, en el número 1693 (febrero 2015) de la revista LA VOZ del Bajo Cinca, a la venta en quioscos, librerías y papelerías de Fraga. También te puedes hacer suscriptor (39 euros al año, + 4% IVA) y cada mes recibirás tu revista, cómodamente en tu casa.

No tienes permisos para comentar en este artículo

Contacta

La Voz Edita y Comunica

Candasnos 1, 2ºA
22520 Fraga
Teléfono: 974 471 487

lavoz@lavozdelbajocinca.com

Síguenos