Tarifas

Júlia Cuchí, pregonera Fiestas del PIlar de Fraga 2015

Júlia Cuchí, pregonera de las Fiestas del Pilar

JÚLIA CUCHÍ, pregonera de las fiestas del Pilar

«En el pregón tengo la oportunidad de ser la voz de los jóvenes y de motivar a la gente».

«En el pregón tengo la oportunidad de ser la voz de los jóvenes y de motivar a la gente».

Sus padres, por teléfono, le dieron la noticia este verano, cuando estaba rondando por Europa, compitiendo en la Copa de Europa y en un tour con unos amigos. La habían elegido para ser la pregonera de las fiestas del Pilar. Cuando regresó a Fraga se reunió con el alcalde de Fraga Miguel Luis Lapeña y la concejal de Fiestas Marta Cabrera, que le hicieron la propuesta oficial.


ENTREVISTA

¿Por qué motivo la han elegido?
Me dijeron que se sentían muy orgullosos de que yo llevara el nombre de Fraga por todo el mundo, que veían necesario más apoyo por parte del Ayuntamiento de Fraga, no solo a mí, sino también al deporte y a los jóvenes de Fraga.

¿Y cuál fue su reacción?
¡No creía que ser pregonera fuera tan importante! En ese momento lo acepté tranquilamente. Pero después me imaginé la situación, en el escenario, hablando delante de mucha gente... ¡Y se me pusieron los pelos de punta! Estoy muy ilusionada y me gustó que pensaran en mí para esto. Hace cinco años que no estoy en Fraga para las fiestas del Pilar, y este año que he vuelto a Fraga me hace ilusión ser la pregonera.

¿Por qué esta vuelta a casa?
He empezado a estudiar el doble grado de INEFC y Fisioterapia en Lleida. Me fui a Francia para poder prepararme mejor y desde allí estudié Educación Social a distancia. Ha sido muy duro, he echado mucho de menos estar en clase, escuchar a un profesor, el contacto con otros estudiantes y poder intervenir en las clases. Necesitaba algo que me motivará más a estudiar. INEFC es lo que siempre había querido estudiar y al irme a Francia lo tuve que descartar. Este año hice la preinscripción para INEFC, salió bien, y era una razón más para volver a casa. Hace cuatro años que no estoy por Fraga y tenía ganas de volver.

Se marchó a los 16 años... ¿cuál fue el motivo?
Por los entrenamientos. Entré en el centro de tecnificación de La Seu d’Urgell y tuve que tomar la decisión de seguir entrenando o quedarme en Fraga. Era la única opción de mejorar en el piragüismo. Compaginé los entrenamientos en el Centro de Tecnificación con el Bachillerato.

¿Y cómo acabó en Francia?
Acabé en el centro de tecnificación y tenía que elegir. Mi pareja era francesa y también piragüista, y decidimos ir a Pau. Después de dos años en La Seu, necesitaba nuevos retos en mi entrenamiento. Pensaba que conseguiría una progresión más rápida, pero fue más lenta. Me costó adaptarme, fueron muchos cambios. Cambié de país, tuve que aprender el idioma, adaptarme a sus horarios, convivir con mi pareja, con dos chicas más... Allí he aprendido mucho, del piragüismo y de la vida. El primer año se me hizo muy duro por razones personales, y se vio reflejado en mis resultados. El segundo año estuve muy bien, más tranquila, pero los resultados tampoco han acabado de salir. Había alguna cosa que no me acababa de cuadrar.
Estudiar no es algo que se me haga pesado, me gusta aprender, en especial todo lo relacionado con el deporte y la fisioterapia. Me gusta conocer y entender cómo funciona nuestro cuerpo, por qué nos pasan las cosas, de dónde viene el dolor, cómo solucionarlo... Es una buena carrera y he apostado por ella.

¿Cómo le va en la universidad?
Me gusta esta nueva experiencia. Veo que aprovecho el tiempo de otra manera. Voy a Lleida, estoy en clase, atenta, y aprendo mucho, porque los profesores tienen muchas ganas de enseñar. Vuelvo a Fraga, entreno, vuelvo a casa. De momento entreno todos los días en el río y los fines de semana voy a entrenar a La Seu, con un entrenador. Desde allí me envían un plan de trabajo con lo que tengo que hacer aquí durante la semana. Entre gimnasio, agua y clases, la semana se pasa súper rápido.

¿Es fácil compaginar entrenamientos y estudios?
Este primer curso he escogido todas las asignaturas del doble grado, pero si veo que no puedo con todo, el próximo curso decidiré si elijo menos. Mi plan es seguir entrenando y seguir en la alta competición hasta que el cuerpo aguante. Me motiva conocer a otros piragüistas que lo han conseguido, que han estado en la alta competición, ganando medallas y, al mismo tiempo, han sacado adelante sus estudios.

¿En qué le gustaría trabajar?
Desde pequeña he querido ser profesora de educación física. Pero ahora que tengo relación con varios fisios, me encanta la manera que tienen de tratar a la gente, las contracturas, las enfermedades crónicas, las patologías... Me gustaría poder moverme en el deporte y la salud, que son dos temas que me interesan bastante.

¿Cómo le ha ido la temporada?
Ha sido una temporada agridulce. Ha sido un buen año de entrenamientos, me he encontrado bastante bien conmigo misma. Mentalmente he estado trabajando mucho, creo que los frutos ya saldrán. Quedé décimo tercera en el Mundial, por un toque. En el Europeo, también por un toque, me quedé a las puertas de la final. Comparado con el año pasado, hay una progresión bastante buena, pero todavía me falta pulir cosas. En slalom los resultado varían como el agua. Un día estás súper bien y en la competición de la semana siguiente no entras ni en las clasificatorias. El slalom es muy irregular y mentalmente machaca mucho.

¿Cómo se prepara mentalmente?
Trabajo mucho con la respiración, la visualización del momento de la salida, del circuito. La visualización y la respiración creo que es lo mejor. El centrarse en el aquí y ahora. Tener la autoestima alta, confianza... que es lo que a veces me falta.

¿Retos futuros, en el deporte?
El año que viene se vuelven a jugar las plazas para entrar en el equipo nacional y quiero seguir estando en el equipo Sub-23. Quiero ir día a día, sentir realmente lo que estoy haciendo. Y cuando llegue el momento de la verdad, poder sacar lo mejor de mí misma en cada competición. Evidentemente, me gustaría empezar a participar en finales en Sub 23, ya llevo dos años en la categoría. La temporada pasada fue bastante caótica, pero este año he estado muy cerca. Sé que tengo el nivel para estar en una final, pero todavía no lo he conseguido. Hay que seguir trabajando. Todavía me quedan tres años en esta categoría y los próximos mundiales se disputarán en canales que me gustan mucho, donde me veo capaz de hacerlo bien. Me gustaría estar presente en estas competiciones.

Las olimpiadas, ¿en qué año?
Las de 2020 en Tokio, ¡espero! El campeonato mundial que decidirá las plazas de las olimpiadas se celebrará en La Seu en 2019, será como competir en casa. Pero pueden pasar muchas cosas hasta entonces. Por una lesión te puedes quedar fuera una temporada, y puede ser esa.

¿Cómo hace para entrenar en Fraga? No tenemos canal...
Hoy precisamente estaba pensando en el canal de aguas bravas mientras entrenaba. Llevo entrenando una semana en el río y... Las corrientes son las mismas, el río no tiene agua, sobran piedras de las últimas riadas. No me queda otra que remar aquí, pero estaría muy bien contar con un canal en condiciones. Por una parte, limpiaría el río y daría mucho juego a Fraga y al club. Se podrían disputar competiciones nacionales, atraería a gente de toda España que vendría aquí a competir, a entrenar. Lo mismo que hacemos ahora los piragüistas del club cuando vamos a La Seu o a Pau.

¿Habrá alguna referencia al canal en el pregón?
Estoy enfocando mi pregón a la gente de Fraga que está viviendo fuera, lo que cuesta adaptarse a la nueva situación. Algo pondré, sobre todo para que la gente se dé cuenta de lo que tenemos y no ensucie el río. No es agradable ir a entrenar y aguantar olor a orina o encontrar botellas rotas, basura...

También imparte charlas a niños y jóvenes sobre los valores en el deporte.
Lo primero es agradecer que confíen en mí para este tipo de cosas. La gente me tiene como un referente al haber empezado a competir a nivel internacional tan joven. El camino no ha sido fácil y me queda mucho trayecto por recorrer. Con el club nos hemos movido mucho para poder entrenar, al no tener un lugar acondicionado aquí. Me gustaría que los niños pequeños vean que, sin tener muchos recursos, puedes llegar a conseguir tus metas. No creo que haya hecho tantos méritos, solo hago lo que he querido hacer siempre: remar y viajar.

¿Qué es lo más difícil cuando se vive lejos de casa?
Respecto al deporte, nada se me ha hecho difícil. Era lo que yo quería: entrenar y superarme cada día, compaginándolo con los estudios. Lo más difícil ha sido la distancia con la familia, sobre todo a los 16 años. Estás fuera y maduras más rápido que la gente de tu edad. La vuelta a casa cuesta, porque no estás viviendo las mismas experiencias que tus amigos, te encuentras desubicada. En la parte emocional, lo difícil ha sido mantener un equilibrio para que la distancia con tu familia o las relaciones con tus compañeros de siempre no te afecten en el deporte o en los estudios.

¿Y lo más satisfactorio?
Los logros en las competiciones. El segundo año en categoría júnior fue muy bueno. Llegué a las finales de las dos competiciones internacionales, quedé tercera en individuales... Ver a mis padres al otro lado del río saltando de alegría fue increíble. Me genera más satisfacción hacer feliz a la gente con lo que hago que los triunfos que consigo.

Hay varias promesas del Caiac Baix Cinca que apuntan alto. ¿Cómo les ve?
Me gusta que vaya subiendo gente joven y que despunte. Me recuerdan mucho a mí. Raúl y Alejandro han entrado este año en el centro de tecnificación. Me hace mucha ilusión. El club se montó de manera casera, mi padre y cuatro amigos iban a remar al río, sin casco ni salvavidas, y sin idea de remar, ¡y ahora tenemos esta cantera! El piragüismo es un deporte duro, para los niños y para las familias, porque las piraguas pesan mucho, las condiciones que tenemos en el club no son las ideales. Y que haya tanta gente interesada, que en invierno continúen entrenando, que los niños y las familias estén tan ilusionados, con tantas ganas de aprender, es muy satisfactorio.

¿Cómo vivirá las fiestas?
Las viviré tranquila. Estaré para el pregón, para el chupinazo... Me hace mucha ilusión pasar alguna noche en Fraga, pero tengo clases y entrenamientos.•

En test

¿Qué te hace feliz?
Hoy precisamente he leído esta frase: la felicidad no es estar contento, sino recorrer el camino que te has marcado con certeza y que sea el que le dé existencia a tu vida.

¿Qué te pone triste?
Darme cuenta de que en algún momento he perdido el tiempo.

¿Un día perfecto?
Haber aprovechado el tiempo.

¿Un lugar para perderte?
He visto tantos... Me quedo con Tarifa y los Alpes fraceses y austríacos.

Alguien de quien aprender:
De mis padres.

Tu mejor cualidad o virtud:
Soy muy curiosa, insistente.

Y tu peor defecto:
Soy insegura, a veces.

¿La frase final del pregón?
“Disfrutad cada instante único e irrepetible de estas fiestas del Pilar”.

Entrevista publicada en el número 1689 (octubre 2015) de la revista LA VOZ del Bajo Cinca, a la venta en quioscos, librerías y papelerías de Fraga. También te puedes hacer suscriptor (39 euros al año, + 4% IVA) y cada mes recibirás tu revista, cómodamente en tu casa.

No tienes permisos para comentar en este artículo

Contacta

La Voz Edita y Comunica

Candasnos 1, 2ºA
22520 Fraga
Teléfono: 974 471 487

lavoz@lavozdelbajocinca.com

Síguenos