Otros canales

OPINIÓN: Jaime Cabós Morer, portavoz del Grupo Municipal del PP.


Del canal, lo único que me queda por decir es que se trata de una obra concebida para ejecutarse con financiación externa, tanto por su envergadura como por sus características. Para nosotros es una obra importante y, por eso, hemos luchado, luchamos y lucharemos para que se ejecute, pero siempre y cuando esa ejecución se financie en su mayor parte con fondos no procedentes de las arcas municipales. Lo contrario es un dislate, y más en una situación como la actual, en la que los ayuntamientos asumen, día y sí y día también, nuevas competencias impropias. Nadie del equipo de Gobierno que lidera mi alcalde José Luis Moret va a desviar un solo euro, de los que este ayuntamiento tiene comprometidos para otros fines, a un proyecto que mis compañeros y yo hemos tramitado de manera impecable y que, si hoy no está ejecutado ya, es sólo por culpa de la nula colaboración que hemos encontrado en otras administraciones.

En Sabero, León, tramitan ahora un proyecto de similares características, aunque mayor envergadura, ya que allí se actúa sobre un tramo de río -el Esla, para más señas- de 15 kilómetros. En ese caso, y quien lo cuenta es el alcalde de Sabero, José Carlos de Marco (PSOE), ha habido una colaboración continua entre los ayuntamientos implicados -Sabero, Cistierna y Crémenes, los dos primeros del PSOE y el ultimo del PP-, la Junta de Castilla y León (PP) y Medio Ambiente (PSOE), para que el proyecto se elaborase de manera que no fuese necesario el estudio de impacto ambiental. Aquí, la cosa ha ido de otra manera, y donde antes no hacía falta estudio, resultó al final que sí. Lo curioso del caso es que el cambio se dio cuando nosotros entramos al gobierno. Ese estudio se ha tardado en elaborar dos años y medio, tiempo suficiente para que los fondos externos que teníamos para financiar el proyecto desapareciesen. El resultado lo conocemos todos: el canal sin hacer y el PSOE diciendo que el canal hay que pagarlo con fondos municipales.

Pero lo realmente doloroso es la falta de implicación de los concejales en la oposición de nuestro ayuntamiento, que, enarbolando la bandera de “ustedes son incapaces”, han hecho todo lo posible para que esta obra no llegara a buen puerto. Lejos queda la magnificencia de obras como la rehabilitación de la Iglesia San Miguel, donde el propio presidente, el Sr. D. Marcelino Iglesias, vino a contemplarla, y más tarde comprendimos que no era un bien para nuestro pueblo, sino una alegoría del Partido Socialista, una pica en Fraga, queriendo demostrar que es territorio socialista, poco importamos los fragatinos. Este último pensamiento es el que hoy podemos todos reconocer una vez visto lo que ocurre con el canal de aguas bravas.

 

No tienes permisos para comentar en este artículo

Contacta

La Voz Edita y Comunica

Candasnos 1, 2ºA
22520 Fraga
Teléfono: 974 471 487

lavoz@lavozdelbajocinca.com

Síguenos