Artículos

    Navidad política

    El mes de diciembre de 2011 se va a caracterizar por estar repleto de actividad política, tanto en España como en Europa. En la reciente cumbre europea, el Reino Unido se ha autoaislado o descolgado, como prefieran Vds., de los pactos que el resto de países miembros de la U.E. han llevado a cabo para salvar la moneda única, lo cual no debe extrañarnos en absoluto, puesto que tanto el Sr. Cameron como sus antecesores en los distintos gobiernos británicos no han hecho otra cosa, desde su pertenencia a la U.E., que excluirse de aquellos acuerdos que no les interesaban y aceptar aquellos que les beneficiaban.
    En esta ocasión, el premier Cameron dijo claramente que a su pais nunca le ha interesado el euro y que, en consecuencia, se negaba a aceptar las regulaciones financieras a las que se habían sumado los otros 26 países miembros. Esta regulación, todos entendieron, a excepción del R. Unido, que debería traer un sustancial avance hacia la integración presupuestaria y la política económica común, con sanciones automáticas en caso de rebasar el tres pos ciento de déficit máximo permitido.


    La eurozona de 26 (veintitrés, mas otros tres países que necesitan ratificación de sus parlamentos) ha adoptado una decisión histórica dirigida a conseguir una mayor convergencia económica, pero a costa de perder cierta soberanía fiscal en materia de disciplina presupuestaria. A partir de ahora, todo está abierto para llevar a buen puerto las reformas que los acuerdos de los 26 van a implantar, para bien o menos bien, bajo la batuta de Merkel y Sarkozy.


    Si esta cumbre ha logrado poner el tren en vía expedita, a medio plazo Europa saldrá robustecida económica y políticamente, pero si no es así... De momento, un respiro, veremos lo que nos depara el futuro.


    En España, tenemos una Navidad muy atractiva también en lo político. El debate de investidura del próximo presidente Rajoy descubrirá muchas cosas que la sociedad espera conocer de quien está legitimado para ello, de las medidas de gran calado que permitan enderezar la economía y terminar con el drama de los parados.


    El problema de imponer la imperiosa austeridad y el control absoluto de las cuentas públicas para cerrar la puerta a los despilfarros es que posiblemente está reñido, en parte, con el crecimiento si no existen al propio tiempo estímulos a la economía. Malabarismo político; espero que el Sr. Rajoy haya escrito su carta a los Reyes Magos y que estos se muestren generosos con este país nuestro.


    Feliz Navidad a todos/as

    Contacta

    La Voz Edita y Comunica

    Candasnos 1, 2ºA
    22520 Fraga
    Teléfono: 974 471 487

    lavoz@lavozdelbajocinca.com

    Síguenos