Artículos

    Gilberto Obiol (agricultura y medio ambiente)

    El proyecto de transformación en regadío más importante que se ha impulsado nunca en Mequinenza sigue sus pasos. El año pasado por estas fechas, entrevistábamos a los responsables de la Comunidad de Regantes APAC (Auts, Porchina, Barranc d’Amat y Collada Roja). Acababan de recibir el anteproyecto y nos anunciaban que el siguiente paso consistía en presentarlo en el INAGA para la declaración de impacto ambiental. Un año después, esa declaración está a punto de hacerse oficial, en sentido positivo. Así nos anunciaba el concejal de Agricultura de Mequinenza, Gilberto Obiol.
    - ¿Cuáles son las noticias?
    El anteproyecto ha pasado el estudio de impacto medioambiental y el día 5 de febrero se firmará. A partir de ese momento, se enviará a Sirasa que es quien ejecutará el proyecto. Pero sabemos ya que el borrador es en sentido favorable, aunque han fijado 20 condiciones.

    - ¿Qué tipo de condiciones?
    Por ejemplo, si en un tramo de la red primaria, que es la red principal de abastecimiento y que  tendrá 12 kilómetros de longitud, hay un águila perdicera criando, en los meses de cría se dejará de trabajar en aquel tramo.

    - ¿Qué importancia tendrán estos regadíos para Mequinenza?
    Mucha, porque será la primera vez en la historia de nuestro municipio que, teniendo tanta agua a nuestro alrededor como tenemos, conseguimos aprovechar este recurso para crear nuevos regadíos. Nuestro planteamiento ha sido el diversificar las posibilidades de nuestra población para lograr un buen desarrollo económico.

    - ¿Qué papel ha jugado el Ayuntamiento en este proceso?
    Desde un primer momento, nos comprometimos a que nos dirigiríamos a todas las instituciones que fuera necesario para impulsar estos regadíos y lograr que se llevaran a cabo. Y lo cierto es que, en una primera etapa, el Ayuntamiento tuvo que intervenir bastante para encontrar los contactos oportunos, organizando reuniones y entrevistas, abriendo puertas, para que los propietarios interesados pudieran explicar cuál era su proyecto. En el momento en que la junta que se creó, formada por gente joven que trabaja con muchas ganas e ilusión, el Ayuntamiento se retiró discretamente y han sido ellos los que han desarrollado todo el proceso. Nosotros seguimos en contacto con las consejerías correspondientes para que no haya problemas, pero en esta fase todo está en manos de la comunidad de regantes APAC.

    - ¿Fue fácil impulsar un proyecto de estas características?
    Aunque al principio los propietarios estaban un poco reticentes, la gente ha creído en el proyecto. Se había intentado muchas veces y nunca se había podido llevar a cabo. Logramos transmitir la idea de “ahora o nunca”, aunque costó convencer a la gente que esta vez iba en serio. Y, al final, la respuesta no ha podido ser mejor. Incluso los que no piensan en utilizar el regadío, consideran la transformación como una inversión y han apostado por el proyecto. Y hemos conseguido el objetivo, las hectáreas que necesitábamos para que la propuesta tuviera peso. Hemos conseguido que nos incluyan 1.555 hectáreas en este regadío considerado social, al estar fuera del PEBEA por problema de cotas.


    CAMINOS RURALES

    - En esta legislatura se ha llevado a cabo una importante labor en los caminos rurales. Empecemos por lo obvio: ¿Cuántos kilómetros de caminos tiene el término de Mequinenza?
    Trescientos veinte kilómetros de caminos y sendas rurales. Las sendas prácticamente habían desaparecido. Se utilizaban para los trayectos de los animales. Ahora estas sendas se están recuperando como caminos.

    -¿En qué ha consistido la actuación?
    Algunos de estos caminos, más del 60%, tenían 1’8 metros de amplitud y lo que hemos hecho ha sido ensancharlos, con la aprobación de los interesados, que son los propietarios de las fincas colindantes. Hemos tenido la suerte de que todos están de acuerdo porque es de sentido común que estos caminos se ensanchen a 3’80 metros, casi 4 metros.

    - ¿Por qué esa ampliación?
    Es una labor muy importante, no sólo para que puedan circular los agricultores con sus tractores, cosechadoras o todoterrenos. Tenemos 29.500 hectáreas y ya hemos pasado por la mala experiencia de que, en cualquier momento, se puede declarar un incendio. Es muy importante tener los caminos adecuados para que los bomberos puedan hacer una primera actuación, independientemente de que utilicen helicópteros e hidroaviones. Era una de las labores que la Alcaldesa me pidió, como concejal de Agricultura y Medio Ambiente, al principio de la legislatura cuando, precisamente, sufrimos aquel terrible incendio en agosto de 2003.

    - ¿En qué momento está esta actuación?
    Está prácticamente en un 70-75%, nos quedan un 25% de estas obras de ampliación de caminos rurales. Pero pensamos finalizar en lo que nos queda de legislatura.

    - Creo que también realizarán un inventario de los caminos y sendas rurales.
    Sí, vendrá a posteriori. El objetivo es inventariar todos los caminos, para tener un archivo actualizado, incluso los que han desaparecido por la maleza. Son caminos nuestros, de toda la vida, y como son de propiedad municipal, nos hemos propuesto recuperarlos y rescatarlos. Y no sólo para recuperar patrimonio sino para poder practicar un deporte que está de moda, el senderismo. Lo que queda de legislatura trabajaré en este sentido, para crear rutas para practicar senderismo. Por ese motivo queremos inventariar todos nuestros caminos.

    - Mucho trabajo hecho, por lo visto.
    Sí y mucho que nos queda por hacer. Tenemos que luchar día a día para poder conseguir que haya calidad de vida y que la economía familiar esté bien sustentada.

    Contacta

    La Voz Edita y Comunica

    Candasnos 1, 2ºA
    22520 Fraga
    Teléfono: 974 471 487

    lavoz@lavozdelbajocinca.com

    Síguenos