Acceso    Registrese   

Accede a tu cuenta

¿Todavía no tiene una cuenta? Los campos marcado con un asterísco (*) son obligatorios

Por favor ingrese Nombre de usuario correctamente Debe ser más de 2 caracteres, sin espacios y que contenga 0-9,a-z,A-Z
Por favor ingrese Contraseña correctamente Debe ser más de 4 caracteres, sin espacios y que contenga 0-9,a-z,A-Z
Las contraseñas no coinciden
Introduzca un e-mail válido
Las contraseñas no coinciden ?>


El globo poroso PDF Imprimir E-mail
Jueves, 03 de marzo de 2011

El tema no es nuevo, es casi caduco, pues desde noviembre de 2007 ya ha llovido, lo suficiente. Aunque no tanto como para dejar de ver sorpresas. Gran Scala avanza, sí, pero parece que es a ritmo de tortuga. Lleva un paso cansino, quizás sea… por la crisis o porque es un proyecto faraónico en un Egipto fuera de contexto.
De las cifras que se manejaron en su presentación a las que ahora se proponen ha cambiado casi todo… menos el nombre. Se ha pasado de más de 25.000 empleos a poco más de la mitad (primer tajo a la tarta); de 2.800 hectáreas a alrededor de 1.000; de 32 casinos a una decena y, lo más importante, de una inversión de más de 7.000 millones de euros a algo más de 500 millones. El globo está perdiendo aire.
Dijo en una ocasión el alcalde de Ontiñena, Ángel Torres, que con lo que les habían dado en una semana ya habían percibido más de lo que da una cosecha. Cierto. Pero no es menos cierto que las expectativas que se habían creado no eran esas. Estamos en 2011 y el proyecto debería tener -algo de- luz en 2015, según indicaron los responsables de Internacional Leisure Development (ILD) el mismo día de la presentación del complejo de ocio y juego.
Los propietarios de las tierras (agricultores) están encantados, de momento, con que les paguen un poquito cada vez, pues siguen cultivando sus tierras, aunque esa no fuera la promesa hecha por ILD. La pena es que han recibido entorno al 10% (que no es poco), pero a cambio siguen trabajando de lo que es suyo. Lo malo de la cuestión es que, quizás, a algún propietario no le dé tiempo a disfrutar de la recompensa por el pago de sus fincas, dada la actividad ‘cangrejil’ que lleva la puesta en marcha de las obras.
No es de extrañar, pues, que ya se estén barajando opciones para llegar a ver realizados sus sueños y, se contempla el congelarse y renacer dentro de treinta años, o dar una vuelta por el espacio, de esas en las que se tardan días, y regresar como si fuera unos años más tarde. Simplemente, regreso al futuro, para ver si el globo poroso sigue perdiendo aire o vuela cual transporte veloz para ver realizado el sueño de los casinos.

Chsss! Chsss! Que viene, que viene.
Firma: S. J. L.

  [Volver]

Escribir un comentario

Accede como usuario registrado y déjanos tu opinión. Solo se publicarán comentarios de usuarios registrados en la web. La participación en La Voz está sujeta a unas NORMAS DE PARTICIPACIÓN. Léelas antes de escribir tu comentario.


Código de seguridad
Refescar

© La Voz Edita y Comunica SLU - Candasnos 1, 2º A - 22520 Fraga (Huesca) - email: lavoz@lavozdelbajocinca.com