Artículos

    Júlia Cuchí Vila

    PIRAGÜISTA FRAGATINA
    Entrevista con motivo de su particpación en el Copa del Mundo y en el Campeonato de Europa de Estilo Libre. Publicada en LA VOZ nº 1570 de 1 de junio de 2010.

    Julia Cuchi Vila

    “Recibí un correo electrónico en el que me decían que estaba convocada con el equipo nacional para competir en la Copa del Mundo y en el Campeonato de Europa”. Poco imaginaba el revuelo que iba a provocar aquel email. Desde que se conoció la noticia, se han sucedido las felicitaciones, mensajes de ánimo y las entrevistas para radio, prensa y televisión. Está a punto de partir hacia Alemania, a la ciudad de Plattling. El martes 2 de junio se montará en una furgoneta que la llevará a cumplir un sueño: competir en una copa del mundo.

    Cuando leíste el e-mail, ¿en qué pensaste de inmediato?
    En la subida al pódium. Me haría mucha ilusión, pero sé que es muy difícil. Habrá chicas que tendrán tres años más que yo y competiremos en la misma categoría. Yo voy a aprender.

    ¿Sospechabas que esto podía suceder?
    Cuando estuve en la concentración de la pre-selección, pensaba que tenía posibilidades. Todos los que estábamos allí las teníamos. Pero había más chicas... Tenía ilusión, pero no me lo llegué a imaginar.

    ¿Quiénes forman el equipo nacional y cuántos en tu categoría?
    Somos 13 personas, a partir de la categoría júnior. Hay otra chica del País Vasco. Pero yo no compito en mi categoría, sino en una superior.

    ¿Nos lo puedes explicar?
    En el Campeonato de Europa y el Campeonato del Mundo se puede competir a partir de la categoría júnior, con 17 años. Por edad, yo todavía soy cadete de primer año, me faltan dos años para pasar a júnior. Pero me han hecho subir de categoría para poder competir. Los técnicos de la federación han visto que estoy evolucionando bien y esto servirá para prepararme para futuras competiciones.

    Primero Alemania, luego Austria, más lejos de lo que has competido hasta ahora, ¿cómo esperas esta experiencia?
    Con muchas ganas, será una gran experiencia. Si no lo vives, no lo puedes explicar. Yo tendré la suerte de poder vivirlo y disfrutarlo.

    ¿Estás preparada para este salto?
    Es el primer año que compito en rodeo y, realmente, tengo poca idea. Estoy preparada para todo, pero en el momento de la competición, no sé como saldrá, porque soy muy nerviosa y a veces los nervios me juegan malas pasadas.

    Compites en rodeo... ¿en qué consiste esta modalidad?
    Se compite con la piragua pequeña, te colocas en un rulo, una ola pequeña, y tienes que intentar estar el máximo tiempo allí haciendo maniobras. Cada maniobra tiene una puntuación diferente; cuanto más difícil es una maniobra, más puntuación consigues.

    ¿Es más difícil que el slalom?
    Son totalmente diferentes.

    ¿Por qué has elegido el rodeo?
    No he dejado el slalom, ni tengo intención de dejarlo. El slalom es deporte olímpico, es muy técnico y estricto, conlleva mucha presión. Y el rodeo es muy divertido, se respira un ambiente diferente. Siempre me ha gustado estar debajo del agua y hacer maniobras con la piragua. El rodeo, para mí, es una obra de arte.

    ¿Te consideras una artista en el agua?
    ¡Lo intento!

    ¿Y cuántos años llevas en el agua?
    Empecé a los ocho años, cuando mi padre me puso en una piragua y,  todavía no ha podido sacarme... ¡Y no creo que lo consiga! A los 11 años nos lo tomamos un poco más en serio y empezamos a competir.

    Habrás recibido mucho apoyo de su familia, del club, amigos... ¿es importante para ti?
    Mucho. Sin ellos no hubiera llegado donde estoy ahora. Cuando tengo un momento de bajón, me animan y me demuestran que confían en mí. Ser el centro de atención, a veces, no es tan bueno, porque todo el mundo está pendiente de ti. Intentas dar lo mejor de ti misma y lo único que haces es ponerte más presión encima. En casa me ayudan mucho a concentrarme y a relajarme.

    ¿Cuál es tu meta?
    Como el rodeo no es olímpico, ya he llegado donde quería llegar, a un Campeonato del Mundo y una Copa de Europa. Quiero continuar así. Con el slalom, que sí es olímpico, quiero llegar a las olimpiadas. Sé que me costará mucho, porque es muy difícil entrar en el equipo. ¡Lo intentaré!

    Fuera del piragüismo, ¿qué te gusta?
    Estoy estudiando, lo que más me gusta es gimnasia. Las asignaturas que no llevo bien son las de ciencias. Cuando comienza la competición, no hago nada más, porque estoy todos los fines de semana fuera compitiendo. Cuando estoy en Fraga, tampoco salgo por las noches, no me gusta el ambiente. Me gusta estar con mis amigas y conectarme a internet.

    ¿Qué es lo mejor del piragüismo?
    Creo que todo. Si hubiera algo que no me gustara, no tendría tanto entusiasmo en seguir. Dentro del agua no somos muy amigos, porque competimos unos con otros. Pero fuera del agua, tengo muchas amistades y chateamos mucho. Me quedaría con el ambiente y la cultura, todo lo que aprendemos en cada desplazamiento.

    ¿Qué eliminarías, si pudieras hacerlo?
    Los viajes largos. Al final tienen algo de bueno, una recompensa, pero son muy pesados. Y las lesiones, que son horribles.

    A tu vuelta, ¿qué considerarás un éxito?
    La experiencia que habré adquirido y lo que habré disfrutado. Si consigo algún pódium, mucho mejor.

    Contacta

    La Voz Edita y Comunica

    Candasnos 1, 2ºA
    22520 Fraga
    Teléfono: 974 471 487

    lavoz@lavozdelbajocinca.com

    Síguenos