Acceso    Registrese   

Accede a tu cuenta

¿Todavía no tiene una cuenta? Los campos marcado con un asterísco (*) son obligatorios

Por favor ingrese Nombre de usuario correctamente Debe ser más de 2 caracteres, sin espacios y que contenga 0-9,a-z,A-Z
Por favor ingrese Contraseña correctamente Debe ser más de 4 caracteres, sin espacios y que contenga 0-9,a-z,A-Z
Las contraseñas no coinciden
Introduzca un e-mail válido
Las contraseñas no coinciden ?>


El canal de aguas bravas: ¿un proyecto frustrado? PDF Imprimir E-mail
Viernes, 09 de abril de 2010
El futuro lo dirá. A fecha de hoy, abril de 2010, lo que sabemos es que el Ayuntamiento de Fraga ha descartado ejecutar el proyecto. La decisión se adoptó en el pleno celebrado el 25 de marzo. No fue un acuerdo unánime: una vez más se pusieron en evidencia las diferentes posturas de los grupos municipales que, conforme ha ido transcurriendo la legislatura, han convertido este proyecto en un arma para atacar al adversario. Los partidos que integran el equipo de Gobierno (PP y PAR) acusan a los socialistas de no colaborar, e incluso boicotear el proyecto, con el único fin de que populares y aragonesistas no se “cuelguen la medalla”. Los socialistas, por su parte, denuncian la ineficacia y falta de voluntad real del equipo de Gobierno para sacar adelante el proyecto.

En la crónica de la sesión plenaria celebrada el 25 de marzo, pusimos de manifiesto cuáles son los argumentos utilizados por unos y otros para justificar sus votos. En realidad, lo que se votó fue iniciar el expediente de revisión de oficio del acuerdo de adjudicación provisional del contrato de obras para la ejecución del “Proyecto de construcción de un canal de aguas bravas en el río Cinca a su paso por Fraga”. A efectos prácticos, como ya dijimos, este acuerdo supone la no ejecución del proyecto y, además, el ayuntamiento deberá asumir las reclamaciones que pueda formular la empresa adjudicataria de las obras, Obras y Servicios Públicos, S.A.

El motivo que ha llevado al equipo de Gobierno a adoptar esta decisión es la falta de financiación, a día de hoy, para el proyecto. La construcción del canal de aguas bravas contaba (hasta noviembre de 2009) con financiación: una subvención de 878.000 euros otorgada por la Diputación Provincial de Huesca (DPH) y la sociedad estatal Expoagua, organizadora de la Expo Zaragoza 2008. Subvención que se ha esfumado.

A este punto se ha llegado, según el equipo de Gobierno (PP y PAR), después de una tramitación que, en lo relativo al procedimiento de evaluación de impacto ambiental, aseguran, ha estado plagada de incoherencias, demoras y obstáculos, que han dilatado en exceso el proceso. Y todo ello, aseguran, no ha sido casual, sino consecuencia del “boicot” de los socialistas al proyecto, tras el cambio de Gobierno municipal en 2007.

Al final, la subvención que debía financiar este proyecto se ha perdido porque la obra no se ha podido ejecutar dentro de los plazos contemplados. La imprescindible autorización del Ministerio de Medio Ambiente, que llegaba con la declaración de impacto ambiental favorable del proyecto, se aprobó con fecha 16 de octubre de 2009 (publicada en el BOE el 30 de octubre de 2009). El plazo que el Ayuntamiento tenía para justificar la subvención concedida por la Sociedad Estatal Expoagua finalizaba el 30 de noviembre de 2009: no había tiempo material para ejecutar las obras.

Partido Popular y Partido Aragonés insisten en que se han agotado todas las vías para conseguir una nueva prórroga, la segunda, de esta subvención; prórroga que ha sido denegada. Acusan directamente al portavoz del Grupo Municipal Socialista, Vicente Juan, en calidad de vicepresidente tercero de la Diputación Provincial de Huesca, de haber intervenido en esta decisión.

El Grupo Municipal Socialista sostiene que el equipo de Gobierno no ha sabido gestionar este proyecto y su ineficacia es la única culpable de que no se hayan podido cumplir los plazos para cobrar la subvención. Rechazan cualquier acusación de entorpecer o poner trabas al proyecto y ponen en cuestión la voluntad real del equipo de Gobierno de construir el canal de aguas bravas.

Una vez perdida la subvención con fondos Expo, el Partido Socialista, ha propuesto financiar el proyecto con fórmulas alternativas: fuentes de financiación externa, como el Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad (Plan E) y el Plan de Instalaciones Deportivas del Gobierno de Aragón, o recursos propios, utilizando los remanentes de presupuestos anteriores. Una opción, esta última, que descarta el equipo de Gobierno argumentando que no piensa derivar recursos comprometidos en otros proyectos de interés para el municipio.
¿Quién tiene razón?  

En el siguiente reportaje ofrecemos un resumen de cómo se ha desarrollado la tramitación del proyecto, en especial a la relativa al procedimiento de evaluación ambiental, que es, en definitiva, la que ha condicionado la ejecución de las obras en los plazos contemplados en la subvención.

Hemos solicitado, también, la opinión de los tres grupos municipales, que queda reflejada en los artículos que reproducimos. Opinión que también hemos requerido al club Caiac Baix Cinca, la parte más interesada en que se construya el canal; en este momento, han declinado hacer declaraciones.

Nuestro objetivo no es otro que proporcionar a nuestros lectores la máxima información posible sobre este asunto e invitarles a reflexionar y sacar sus propias conclusiones.

  [Volver]

Escribir un comentario

Accede como usuario registrado y déjanos tu opinión. Solo se publicarán comentarios de usuarios registrados en la web. La participación en La Voz está sujeta a unas NORMAS DE PARTICIPACIÓN. Léelas antes de escribir tu comentario.


Código de seguridad
Refescar

© La Voz Edita y Comunica SLU - Candasnos 1, 2º A - 22520 Fraga (Huesca) - email: lavoz@lavozdelbajocinca.com