Menu

Fraga, gente de frontera

Los siglos X y XI trajeron una importante novedad para la historia del Cinca Medio. Los reyes aragoneses, deseando ensanchar su reino, se propusieron la conquista de Monzón y de Barbastro. Sancho Ramírez de Aragón se hallaba en 1089 a las puertas de Monzón, precisamente el mismo año que obtenía del papado la autorización de proseguir su objetivo como una cruzada. En el Libro Verde de la Catedral de Lérida quedaron reflejadas las aspiraciones del nuevo cruzado aragonés, “por el Este hacia la Clamor de Almacellas, y por el Sur con Albalate de Cinca y Zaidín”. Aspiraciones que recogía su hijo el infante Pedro en 1092, y que dejó escritas en documento conservado en el Archivo de la Corona de Aragón (perg. Ramón Berenguer II, nº 79): El futuro reino de Monzón debía llegar “Hasta Raymat, Almacelles, Sucs y Gimenells y pasando por Zaidín...”. Es decir, las aspiraciones aragonesas de Sancho Ramírez y de su hijo Pedro dejaban fuera de sus aspiraciones a Fraga y sus términos.

Una donación papal, también de 1089, como promesa al obispo Raimundo Dalmacio (1077-1094), hacía mención al futuro obispado de Monzón. Proyecto que quedó anulado ante la inminente conquista de Lérida. El documento primero proyectaba la adhesión de numerosas iglesias del Cinca como: Alcolea, Chalamera, Ballobar, Oso de Cinca, Calavera, Albalate de Cinca y Zaidín. Sin embargo, todas estas iglesias fueron agregadas al obispado de Lérida en 1150, lo mismo que “iglesias de Fraga” que comprendía un amplísimo territorio en el que se incluían: Fraga, Peñalba, Candasnos, Torrente, Cardell, Vermell, La Almunia, Buarz, Torralba, Mont·ral, las ermitas de San Salvador, San Valero, Daimuç... .

Los obispos aragoneses no debieron conformarse con las decisiones y repartos finales de las iglesias y tierras del Cinca. Y para demostrar su oposición inventaron la falsa historia de los orígenes del obispado de Roda. Curiosamente, un proaragonés como mosén Francisco Castillón reconocía que los aragoneses manipularon el tema del obispado de Roda, poniéndose al frente de la falsa historia el rey aragonés Pedro I, a instigación del obispo Poncio (1097-1104). Ambos divulgaron la falsa idea de que el obispado de Roda fue la continuación del de Lérida tras la conquista sarracena. Afirma también que la manipulación la iniciaron los obispos Raimundo Dalmacio de Monzón y el obispo García de Jaca; todo ello para oponerse a las pretensiones de su homónimo de Urgel, que deseaba la subordinación del de Roda. De esta forma, la oposición de los aragoneses a las intenciones de los obispos y condes catalanes se manifestó desde los primeros momentos de la reconquista.

La Fraga musulmana se opuso siempre al avance aragonés hacia ella, porque le precedía una imagen de violencia. Oposición que demostró a Sancho Ramírez, a su hijo Pedro y al rey Alfonso I, precisamente este último derrotado por los fragatinos en 1334. No debía ser extraño que los condes catalanes vieran con simpatía a la ciudad de Fraga, que se resistía tan tenazmente a su sumisión a los aragoneses.

Paralelamente, los condes de Barcelona y de Urgel se acercaron a Balaguer, a Tortosa, a Lérida y a Fraga con pactos previos a sus respectivas capitulaciones. La idea de reconquista catalana parece que buscaba más la adhesión de los pueblos que la conquista militar, al menos en la zona del Cinca. Obtenida la capitulación de Fraga en el siglo XII, mantuvo sus buenas relaciones con el principado de Cataluña. Actualmente la ciudad de Fraga proclama orgullosa que se siente aragonesa, sin dar la espalda a la vecina Cataluña, con quien revive intensamente relaciones humanas, culturales, lingüísticas y económicas. Los fragatinos saben muy bien de la necesidad de mantener esas buenas relaciones de los vecinos, con los que comparte intereses, por ejemplo en las ferias como Merco Equip. El deseo de buenas relaciones no es una disponibilidad exclusiva de Fraga, sino que es propia de todos los pueblos llamados de frontera.
Etiquetado en:

No tienes permisos para comentar en este artículo

Contacta

La Voz Edita y Comunica

Candasnos 1, 2ºA
22520 Fraga
Teléfono: 974 471 487

lavoz@lavozdelbajocinca.com

Síguenos y comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube